Seguinos por mail / Follow by Email

viernes, 23 de octubre de 2015

Torta invertida de ananá o piña... ¡en pocos minutos!


¿Viste cuando tenés muy poco tiempo pero querés preparar algo delicioso para la merienda? Pocos ingredientes, poco tiempo de horno y un resultado dulce, esponjoso y un poco ácido, ideal para el té o el postre.

Para hacer esta torta invertida tamaño budín necesitás:

30 g. de manteca derretida
1 y 1/4 taza de azúcar
2/3 taza de harina leudante
4 cucharadas de jugo de ananá
2 o 3 rodajas de ananá o piña fresca
1 pizca de sal
2 huevos

Si quisieras hacerla tamaño torta (molde 20 cm.) simplemente duplicá las cantidades.

En esta receta tuvimos la colaboración de uno de nuestros ayudantes de cocina más importantes, ya verán las fotos ;)

Empezamos derritiendo en microondas o a fuego bajo la manteca con 1/2 taza de azúcar (en este caso usamos azúcar integral mascabo). Colocamos esa mezcla en el fondo de la budinera o tortera y cubrimos con el ananá (piña) cortado según corresponda.



Batimos aparte el resto del azúcar con los huevos y el jugo. Pronto publicaremos una receta para hacer jugo con la cáscara del ananá (piña) pero podemos reemplazar por jugo de naranja, por ejemplo. La mezcla debe quedar bien esponjosa.




Añadimos la harina y la sal y mezclamos. Cubrimos la fruta y llevamos a horno (180°) por unos 25 minutos.


Desmoldamos con suavidad pero en caliente para que el caramelo de la base no se solidifique.



¡A disfrutar! Ideal para comer tibia con un poco de helado de vainilla, como postre. O fría con el té. ¿Les gusta la idea?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario