Seguinos por mail / Follow by Email

miércoles, 7 de marzo de 2018

Cheesecake de maracuyá

Hace tiempo que quería realizar esta receta, y con la excusa del cumpleaños de mi marido me decidí finalmente a poner manos a la obra. Esta receta rinde aproximadamente 25 porciones. Si desean hacer algo más pequeño les sugiero reducir los ingredientes a la mitad y utilizar un molde más pequeño (podría ser uno de 16 cm de diámetro, por ejemplo). 



Ingredientes:


Para la base:

250 g de galletas de vainilla, chocolate o ambas
150 g manteca o mantequilla sin sal

Para la crema:
450 g de queso crema tipo Philadelphia (a temperatura ambiente)
400 g de leche condensada
250 ml de jugo de maracuyá (el jugo de unos 6 maracuyá/1 kilo)
500 ml de crema de leche
20 g de gelatina sin sabor (hidratada en 120 ml de agua)

Para la gelatina:
150 g de pulpa de maracuyá (2 maracuyás)
150 ml de agua
100 g de azúcar blanca
15 g de gelatina sin sabor o colapez (hidratada en 90 ml de agua)

Preparación:

Para la base:
Trituramos las galletas.


A continuación, derretimos la mantequilla en el microondas (40 segundos aprox), la echamos sobre las galletas molidas y mezclamos bien.


 Colocamos la mezcla en una base de teflón con un aro sin fondo de 24 cm de diámetro. Llevamos al horno precalentado unos 15 minutos. Reservamos.

Para la crema:
Cortamos los maracuyá, retiramos la pulpa


y la colocamos en una cacerola


Llevamos al fuego y retiramos en cuanto hierva. Llevamos a una licuadora


y licuamos solo medio minuto para desprender la pulpa. Asegúrense de NO moler las pepas.
Colamos para extraer el jugo.


Reservamos.
Hidratamos la gelatina sin sabor en el agua echando el 
contenido en forma de lluvia.

Reservamos.

Mezclamos el queso crema con la leche condensada hasta que no haya grumos. 

Agregamos el jugo y mezclamos.


Batimos la crema de leche hasta que ésta nos quede más firme, un punto medio (no chantilly).


Llevamos la gelatina al microondas por 40 segundos o hasta que quede líquida. Tomamos 2 o 3 cucharadas de la crema de maracuyá y, en un bol a parte, la mezclamos junto a la gelatina. Luego agregamos ésta a la crema de maracuyá (esta es la forma correcta de agregar a la preparación la gelatina sin sabor), y a continuación agregamos de a poco y con movimientos envolventes la crema de leche que hemos batido.


Vertimos la crema en el molde y llevamos a la heladera por un par de horas o hasta que quede firme.

Para la gelatina de maracuyá o cobertura de nuestro cheesecake:
Hidratamos la gelatina sin sabor (mismo procedimiento que antes). Reservamos.
Extraemos la pulpa de los maracuyá y la llevamos al fuego junto al agua y el azúcar. Una vez disuelto el azúcar apagamos el fuego y retiramos con un tenedor cualquier trozo que pudiera haber quedado. Agregamos la gelatina sin sabor y mezclamos bien. Dejamos enfriar y luego vertimos el contenido a nuestro cheesecake. Llevamos a la heladera hasta que la gelatina esté lista (un par de horas más aprox.).

Para desmoldar: mojamos un trapo con agua hirviendo y, con mucho cuidado de no quemarnos, lo colocamos alrededor del molde ejerciendo un poco de presión. 



¡Listo y delicioso! Espero que lo pruebes y lo disfrutes tanto como yo!