Seguinos por mail / Follow by Email

jueves, 22 de octubre de 2015

¿Sabías que puedes congelar la masa de tus galletas?

 
 
¡Sí! Puedes congelar la masa de galletas, siempre y cuando sea una masa firme como la de galletas de mantequilla, galletas de chocolate, avena, etc.
A veces pasa que la receta es imposible de reducirla si no contamos con una balanza. Muchas masas llevan solo 1 huevo y sin balanza sería un poco complicado medir la mitad. Hacer la receta entera y congelar la masa que no se va a consumir es una buena solución. Otras veces estás antojado de comer algo rico en la merienda y te encuentras con que no tienes nada dulce en tu cocina. ¿Qué mejor opción que retirar del congelador tu masa lista y hornearla en pocos minutos? También es una solución para aquellas familias que solo consumen productos hechos en casa. En ese caso tendrán que preparar una buena cantidad un solo día del mes en vez de prepararla todas las semanas.
Ya te estarás preguntando cómo hacerlo....


Es muy fácil:

Haz unas bolas de masa, cúbrelas de papel film y luego mételas en una bolsa para congelar (como en la foto de arriba). También puedes cortar las galletas con la forma que deseas y luego congelarlas en una bandeja bien cubierta de papel film (aunque ten en cuenta que esta opción ocupará más espacio en tu congelador).
Importante: Te sugerimos etiquetar la bolsa o paquete indicando su contenido y la fecha en la que se ha congelado. La masa de galletas congelada se recomienda consumir en un plazo máximo de cuatro meses.
¿Y cómo la descongelas? Simplemente dejas que se descongelen en la heladera.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario